La UEFA endurece su lucha contra el dopaje y el racismo

Add this to your website

 

La Unión Europea de Fútbol (UEFA) decidió endurecer sus medidas contra el dopaje y el racismo, aceptando por una parte los controles sanguíneos y por otra una suspensión de diez partidos contra los autores de actos discriminatorios en los estadios.

El secretario general del organismo, Gianni Infantino, comunicó este jueves en una rueda de prensa en Londres, sede el sábado de la final de la Liga de Campeones europea, que desde la próxima temporada se recurrirá a análisis de sangre para combatir el consumo de sustancias prohibidas.

"Queremos hacer todo lo posible para demostrar que queremos un deporte limpio. En 2008 y 2012 (en las Eurocopas) hubo buenas experiencias con los exámenes sanguíneos. Pensamos que es el buen momento", declaró Infantino en una conferencia de prensa en Londres, tras una reunión del Comité Ejecutivo de la UEFA.

El secretario general declaró que los expertos médicos decidirán el número de tests sanguíneos que se efectuarán, y en qué competiciones.

Hasta ahora, la UEFA se limita a los exámenes de orina, que muchos especialistas estiman insuficientes.

Por otra parte, el organismo europeo también aprobó imponer una sanción de diez partidos a los protagonistas del partido sobre el césped si cometen actos racistas.

Cuando los culpables de comportamientos racistas sean hinchas, el estadio en cuestión será cerrado parcialmente si se trata de un primer incidente. Si es el segundo, se impondrá un cierre total y una multa de 50.000 euros.

El comité ejecutivo de la FIFA ha animado a las federaciones nacionales a tomar medidas similares, pero sin imponerlo.

"La UEFA siempre ha intentado convencer a la gente, más que obligarla", declaró Infantino.

Las medidas entrarán en vigor el próximo 1 de junio.

La final de la Liga de Campeones europea se juega este sábado en Wembley (Londres), entre los alemanes Bayern de Múnich y Borussia Dortmund.

Este jueves se anunció que la final de la 'Champions' 2014-2015 será en Berlín y la de la Europa League de esa temporada en Varsovia.

Las finales europeas de la temporada 2013-2014 se conocen desde el año pasado y serán el estadio da Luz de Lisboa para la Liga de Campeones y el Juventus Stadium de Turín para la Europa League.

Infantino insinuó este jueves que el campeón de la Europa League conseguirá un billete para la siguiente edición de la Liga de Campeones a partir de la 2015-2016.

"Hay que hacer algo para mejorar la Europa League. Una manera de animar más la competición deportiva sería dar un billete para la Liga de Campeones. Está en discusión, sabremos más muy pronto", dijo.

La Unión Europea de Fútbol (UEFA) decidió endurecer sus medidas contra el dopaje y el racismo, aceptando por una parte los controles sanguíneos y por otra una suspensión de diez partidos contra los autores de actos discriminatorios en los estadios.